Martes, 16 Agosto 2011 18:00

MSICG se reúne con viceministro de trabajo para dar seguimiento a ratificación de convenio 189 de la OIT

El día de hoy martes 16 de agosto del año 2011 a las 9:30 horas representantes del Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco -MSICG- y de su sindicato afiliado Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular de Guatemala -SITRACAPGUA- sostuvieron una reunión con el Primer  Viceministro de trabajo y Previsión Social Licenciado Ángel Arnoldo Pineda Ávila.

La reunión es seguimiento de la comunicación de fecha 4 de julio del año 2011 remitida por nuestra organización al Ministro de Trabajo y Previsión Social relativa a la urgente necesidad de ratificar el Convenio 189 de la OIT  y  la misma se produce en el marco de  la Celebración de la Campaña Mundial por el Trabajo Decente convocada por la Confederación Sindical Internacional -CSI-,  la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas -CSA- e impulsada por el MSICG con distintas acciones desde Guatemala.

Durante la reunión el MSICG manifestó la importancia de que el Organismo Ejecutivo a través del Presidente de la República dé fiel cumplimiento al artículo 19 de la Constitución de la OIT sometiendo al Congreso de la República para su aprobación EL CONVENIO SOBRE EL TRABAJO DECENTE PARA LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DOMÉSTICOS -CONVENIO 189- aprobado en el marco de  la 100ª Conferencia Internacional del trabajo.  Este mismo extremo también fue planteado a la Secretaria Privada de la Presidencia en reunión sostenida el día viernes 12 de agosto del año 2011.      

Tanto la Secretaria Privada de la Presidencia como el Ministro de trabajo reiteraron la importancia del diálogo social y se comprometieron a darle seguimiento a la demanda planteada por el MSICG, nuestra organización por su parte se comprometió a acompañar y respaldar las acciones políticas, jurídicas y técnicas encaminadas para lograr la presentación de la iniciativa de Ley al Congreso de la República  quedando establecida de esta manera  el  mecanismo de comunicación y seguimiento en lo que al Convenio 189 se refiere.

Publicado en Noticias
Domingo, 03 Julio 2011 18:00

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE 2011: MSICG y SITRACAPGUA exigen trabajo decente para trabajadoras y trabajadores de servicio doméstico

El día de hoy  4 de julio del año 2011 EL MOVIMIENTO SINDICAL, INDÍGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO –MSICG- LANZA JUNTO A SU SINDICATO AFILIADO EL  SINDICATO DE TRABAJADORAS DE CASA PARTICULAR DE GUATEMALA –SITRACAPGUA- LA PRIMERA DE MUCHAS ACCIONES A CELEBRARSE  EN EL MARCO DE LA CAMPAÑA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE CONVOCADA POR LA CONFEDERACIÓN SINDICAL INTERNACIONAL –CSI- Y POR LA CONFEDERACIÓN SINDICAL DE TRABAJADORES Y TRABAJADORAS DE LAS AMERICAS –CSA-.

Como organizaciones sindicales más representativas, legítimas y autónomas de los y las trabajadoras, nos hemos congregado ante el Ministerio de trabajo y previsión social de Guatemala para exigir AL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA LA APROBACIÓN Y RATIFICACIÓN DEL CONVENIO SOBRE EL TRABAJO DECENTE PARA LAS TRABAJADORAS Y TRABAJADORES DOMÉSTICOS –CONVENIO 189 de la OIT- Y QUE SE LE DÉ EL CURSO RESPECTIVO A LA RECOMENDACIÓN SOBRE LA MISMA MATERIA –RECOMENDACIÓN 201-, ambos instrumentos aprobados por los empleadores, los trabajadores y los gobiernos del mundo en el marco de la celebración de la 100ª Conferencia Internacional del trabajo de la OIT.

A continuación se transcriben las declaraciones que el día de hoy a las 10:00 Am diera la Compañera OLIMPIA CRUZ LÓPEZ,  Secretaria General del Sindicato de trabajadoras de casa particular de Guatemala SITRACAPGUA- a los distintos medios de comunicación que la acompañaron en la presentación de un memorial dirigido al Ministro de trabajo y previsión social.

"Como todos y todas sabemos de conformidad con las últimas estadísticas oficiales, actualmente más 173,200 personas laboramos como trabajadores de casa particular en Guatemala siendo 98% de ellas mujeres, 35% del área rural y al menos 28% indígenas.  Todas estas trabajadores y trabajadores nos encontramos trabajando en condiciones sumamente precarias las cuales se reflejan, entre otras, en las siguientes estadísticas oficiales:

  • 99.1% de los y las trabajadoras ocupadas en este sector no ganamos tan siquiera un salario de conformidad con el costo de la canasta básica de alimentos y 100% ganamos  menos que el costo de la canasta básica vital.
  • 98% de las trabajadoras del sector no ganamos tan  ni siquiera el costo del salario mínimo fijado legalmente.
  • Para la presente fecha apenas 0.2% de las trabajadoras del sector goza  de una protección social mínima la cual depende además de la voluntad del empleador.
  • Somos el único país del mundo donde las trabajadoras y trabajadores de casa particular tenemos una jornada por disposición de la ley de 16 horas diarias siendo dos de ellas para el consumo de alimentos, no gozamos además por discriminación en la ley de los días de asueto, ni del descanso semanal.
  • Somos también el único sector que por una inadecuada protección en la legislación nacional está sujeto a todo tipo de discriminaciones y atentados contra nuestra dignidad de seres humanos y contra nuestra condición de mujeres pudiendo ser sometidas a todo tipo de exámenes médicos por voluntad del empleador, siendo los resultados de estos además causal de despido sin responsabilidad para la parte patronal aún y cuando se trate de enfermedades profesionales o bien causal para que no tengamos acceso al empleo.
  • Somos constantemente acosadas sexualmente, intimidadas, golpeadas, maltratadas física y emocionalmente sin que nuestras denuncias tengan eco en el sistema de impunidad imperante en el país, entre otras violaciones no menos graves.

En este contexto de grave precarización de las condiciones de trabajo de las y los trabajadores de casa particular la aprobación de tal Convenio y Recomendación por parte de la 100ª Conferencia Internacional del trabajo reviste una importancia sin precedentes por cuanto su ratificación por parte del Estado de Guatemala permitiría mejorar substancialmente las condiciones de vida y de trabajo de las trabajadoras domésticas de Guatemala especialmente en torno a:

  • Al reconocimiento de una jornada de trabajo de ocho horas diarias cuando se trate de trabajo diurno y un máxima de 44 a la semana, de seis horas diarias en jornada nocturna hasta un máximo de  treinta y seis horas a la semana y a una jornada de trabajo no superior a siete horas diarias en jornada mixta la cual no podrá exceder de  42 horas máximo a la semana.  Al pago de la jornada extraordinaria de trabajo.
  • Al reconocimiento, goce y disfrute efectivo de los descansos semanales, días de asueto, y festivos.
  • A gozar del derecho a la indemnización como todo trabajador.
  • Exige al Estado de Guatemala garantizar  una negociación colectiva con los sindicatos representativos del sector tanto de trabajadores como de empleadores y garantizar plenamente el derecho a la libertad sindical.
  • La obligación del Estado de garantizar para los trabajadores de cierta edad el acceso a la educación y oportunidades para acceder a la enseñanza superior o formación profesional,  las cuales no deberán verse afectadas por el trabajo.
  • La obligación del Estado de tomar medidas para garantizar una vida libre de toda forma de abuso, acoso, y violencia para los trabajadores domésticos.
  • Muchos de nuestros hermanos y hermanas se van a otros países de Europa como España, Italia, o incluso a los Estados Unidos para buscar el trabajo decente que en este país no existe y poder dar a sus familias una vida digna, el Convenio y la Recomendación además de la protección que exige nuestras legislación impone otras medidas que deberá tomar el Estado de Guatemala para garantizar la seguridad laboral, física, social y en todos los aspectos de estos trabajadores antes de salir incluso del país.
  • Después de ratificar el Convenio la residencia de  la trabajadora en su centro de trabajo deberá ser con previo acuerdo con el empleador y esto no implicará que la trabajadora deba estar al servicio del empleador en su tiempo de descanso, tiempo que si trabaja debe ser remunerado como jornada extraordinaria.
  • Se eliminaría en la práctica el abuso que muchos empleadores cometen al fijar como parte del salario el suministro de habitación y manutención de la trabajadora.
  • A gozar de la maternidad y de la seguridad social como cualquier otro trabajador o trabajadora.
  • Deberá garantizarse nuestro acceso a la justicia laboral.
  • La inspección del trabajo tal y como lo mandan las leyes guatemaltecas deberá entrar a nuestros centros de trabajo a constatar nuestras condiciones laborales y el respeto a nuestros derechos, etcétera.

Por otro lado, el Convenio y la Recomendación reafirman derechos ya contenidos en nuestra legislación y los desarrollan en un ámbito más amplio para los trabajadores de nuestro sector dentro de ellos, el respeto y promoción de los convenios fundamentales de la OIT, la no discriminación, etcétera.

En la celebración de la 100ª Conferencia Internacional del trabajo el Estado de Guatemala voto a favor de la adopción del Convenio y la Recomendación,  es por ello que hoy estamos exigiéndole al Ministerio de trabajo y previsión social tal y como lo manda el ordenamiento jurídico del país que emita la propuesta de iniciativa de Ley correspondiente y la someta al Presidente de la República para que este a su vez la someta al Congreso de la República para la aprobación del Convenio y para el curso que deba darse a la Recomendación.

Sólo con  la aprobación por parte del Congreso y la ratificación posterior del Presidente del Convenio,  el Gobierno de Álvaro Colom demostrará que desea pasar del discurso en lo que a una política laboral para el fomento del trabajo decente se refiere a los hechos.”

La compañera FIDELIA CHAVEZ JOJ, Directora del Centro de apoyo para las trabajadoras de casa particular –CENTRACAP-  quien acompañó la acción sindical emprendida manifestó: “Como CENTRACAP respaldamos totalmente la acción iniciada hoy por el MSICG y el SITRACAPGUA y estaremos acompañando a estas organizaciones hermanas y verdaderas  representantes de los intereses de la clase trabajadora en Guatemala  en  todas las acciones que se realicen para dar plena vigencia al Convenio y a la recomendación en nuestro país”.

Al final de este artículo se encuentra disponible para su descarga el documento entregado al Ministro de Trabajo y Previsión Social de Guatemala.


Guatemala, 04 de julio de 2011.

 

CONSEJO POLÍTICO

MOVIMIENTO SINDICAL, INDIGENA Y CAMPESINO GUATEMALTECO

MSICG

 

Publicado en Comunicados
Martes, 08 Marzo 2011 18:00

En el Día Internacional de la Mujer, MSICG inaugura sede en la ciudad de Guatemala

La nueva sede del Movimiento Sindical Indígena y Campesino Guatemalteco fue inaugurada este 8 de marzo de 2011, en el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer, con la presencia de compañeros y compañeras dirigentes de sus organizaciones afiliadas, así como también de los medios de comunicación social que acudieron a la 6ta. Avenida 12-21 de la zona 01 de esta ciudad capital, lugar donde se ubica la sede que a partir de hoy se encuentra al servicio de la clase trabajadora, indígena y campesina de Guatemala.

La apertura de la nueve sede responde a la preocupación por la agudización de la sistemática violación a los derechos humanos de los trabajadores y trabajadoras, principalmente por la sistemática violación del derecho a la libertad de organización,  a la negociación colectiva, y a los derechos de las mujeres y de los pueblos indígenas, además de constituir una herramienta efectiva ante la desprotección en la cual se encuentran los trabajadores y trabajadoras frente al capital.

La compañera María de los Angeles Ruano, del Consejo Político del MSICG, manisfestó su satisfacción por la apertura de esta nueva sede, la cual calificó como el fruto de un esfuerzo honesto y comprometido de miles de compañeros y compañeras que creen en un movimiento con visión de clase, fuerte e independiente al servicio de las grandes mayorías de nuestro país.

La actividad finalizó con el intercambio de experiencias y opiniones de las compañeras presentes, respecto a su lucha diaria para alcanzar una verdadera equidad de género y la erradicación de cualquier tipo de violencia contra la mujer.

 

Publicado en Noticias
Domingo, 07 Marzo 2010 18:00

Declaración del MSICG en el Día Internacional de la Mujer

Declaración del MSICG en el Día Internacional de la Mujer


El Movimiento Sindical, Indígena y Campesino Guatemalteco –MSICG- en esta ocasión no iniciará su pronunciamiento haciendo una reminiscencia histórica respecto al origen del día de la mujer, lo hace reconociendo el papel fundamental que las mujeres hemos desempeñado en cada una de las luchas que a lo largo de toda su historia la humanidad ha librado por alcanzar la justicia social y reiterar su firme convicción de que la misma, al igual que una verdadera democracia, no será posible hasta que el reconocimiento de esta importancia se materialice en la eliminación de los patrones que excluyen, discriminan, y vulneran el esencial derecho a la igualdad de millones de compañeras alrededor del mundo.


En Guatemala, se ha construido y se sigue construyendo una sociedad eminentemente excluyente; que nos excluye por ser pobres, que nos excluye por ser indígenas y que nos excluye por ser mujeres, exclusión que se recrudece cuando aparte de ser pobre, se es indígena y se es mujer, lo que da lugar a una triple exclusión que básicamente ilustra la problemática estructural de Guatemala y que resulta particularmente grave cuando más de la mitad de la población es pobre, es indígena y es mujer.


De allí que ninguna organización pueda sin mentirse a sí misma, pretender una lucha por la eliminación de la exclusión y todos sus efectos si dentro de esta no se contempla la incorporación, participación, ejercicio del poder e incidencia real de la mujer en todos sus niveles organizativos y la incorporación transversal de sus demandas. Para el MSICG esta tarea es imprescindible para solucionar la problemática estructural del país y por ello ratificamos la importancia de la Autorreforma Sindical y la Plataforma Laboral para las Américas –PLA- como instrumentos de transformación y de lucha en este camino.


Año con año y sobre todo el 8 de marzo, nosotras denunciamos violencia, discriminación, exclusión, desigualdad, imposición de trabajo forzoso, condiciones de trabajo sumamente precario y todo tipo de vejámenes contra las mujeres y, es sumamente grave que, lejos de ver avances, veamos notables retrocesos.


Cada año, el Gobierno se esmera en mostrar supuestos avances, como por ejemplo la Ley contra el femicidio y otras formas de violencia contra la mujer, impulsada por nosotras las mujeres, no obstante en la práctica, la impunidad y corrupción del sistema de justicia ha provocado que dicha ley sea letra muerta, como la mayoría de leyes que reconocen derechos a las mujeres.


En tanto el discurso oficial se esfuerza por mostrar una Guatemala imaginaria y muy útil para instrumentalizar la cooperación para sus fines, los hechos demuestran la falta de voluntad política del Organismo Ejecutivo para resolver los casos de femicidio y otras formas de violencia contra las mujer los cuales se han agravado en los últimos años, a la fecha un 98% de estos casos permanecen en total impunidad y el presupuesto de las instituciones encargadas del diseño e implementación dirigidas a las mujeres ha sido debilitado, dentro de ellos el presupuesto de la SEPREM.


Desde el Congreso de la República se está implementando toda una estrategia impulsada por sectores empresariales con aval del Organismo Ejecutivo para eliminar las conquistas laborales alcanzadas por luchas de las mujeres prueba de ello es que se continua promoviendo la ratificación del Convenio 175 de la OIT sobre el trabajo a tiempo parcial aún y cuando la propia OIT y una consultoría del PNUD realizada a finales del año 2009 han demostrado que dicha ratificación sólo precarizará aún más las condiciones de trabajo en el país especialmente para las mujeres; se están promoviendo varias reformas al Código de trabajo que pretenden eliminar varias conquistas sociales de las trabajadoras de casa particular, de la maquila y de los sectores de la exportación dentro de ellas el derecho a un salario digno, a la estabilidad laboral, el derecho a vacaciones, aguinaldo, indemnización por despido injustificado.


Sobre las trabajadoras de casa particular es preciso afirmar que dichas compañeras son forzadas a trabajar como mínimo 14 horas diarias de lunes a sábado y 6 horas obligatorias los días domingos y días festivos por disposición de la ley y por la buena voluntad política de los diputados del Congreso de la República y de la Corte de Constitucionalidad.


Tenemos un Ministerio de trabajo y previsión social que en coordinación con los empleadores obstruye toda investigación sobre nuestras denuncias relacionadas con la exigencia de pruebas de embarazo y VIH como requisito para acceder al empleo, que consiente las graves violaciones a los derechos de las trabajadoras de los sectores exportadores dentro de ellos el derecho a gozar de guarderías en los centros de trabajo, el derecho al IGSS y que además cuando nos atrevemos a presentarnos a denunciar estas violaciones nos detiene ilegalmente, nos intimida, nos discrimina y denigra.


Para el MSICG, este 8 de marzo plantea retos que deben ser asumidos tanto por las mujeres como por los hombres, retos sociales que deben incluso plantearse como metas dentro de nuestras propias organizaciones, en donde el concepto de solidaridad no sea menguado para encubrir conductas misóginas, en donde la toma de medidas afirmativas para asegurar la participación, incidencia, toma de decisiones e incorporación de las demandas de las mujeres trasciendan del discurso y se acompañen de la generación de condiciones para que esto suceda; en donde se entienda que los cambios estructurales que este país requiere no pueden realizarse sin unidad, sin lucha y, sobre todo, sin la convicción plena del papel fundamental de la mujer en cada una de estas tareas.


El MSICG hace un llamado a todas las compañeras a organizarse y defender dentro de sus organizaciones, ante el gobierno y ante sus empleadores, ese derecho fundamental a la igualdad y la no discriminación y hace un llamado a todos los compañeros a la solidaridad y apoyo a nuestras compañeras en esta lucha de todas y todos; al mismo tiempo, invita a todas las organizaciones a adoptar los ejes rectores de la Autorreforma sindical y a sumarse al impulso de la Plataforma Laboral para las Américas –PLA- para avanzar en nuestra lucha hacia la justicia social, la democracia plena, el trabajo decente y la vida digna para mujeres y hombres por igual.

Guatemala, 8 de marzo de 2010.



Coordinadora de la Mujer

Consejo político

Movimiento Sindical, indígena y campesino guatemalteco

-MSICG-

 

Publicado en Comunicados
Página 3 de 3
MOD_RAXO_ALLMODE_K2_NOIMAGE
Nov 25, 2011

Por una vida libre de violencia para las trabajadoras de casa particular, ¡Sí a la ratificación del Convenio 189 de la organización internacional del trabajo!

in Comunicados
En el marco de conmemoración del Día Internacional contra la Violencia hacia la Mujer el… Leer Más
MOD_RAXO_ALLMODE_K2_NOIMAGE
Jul 03, 2011

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE 2011: MSICG y SITRACAPGUA exigen trabajo decente para trabajadoras y trabajadores de servicio doméstico

in Comunicados
El día de hoy 4 de julio del año 2011 EL MOVIMIENTO SINDICAL, INDÍGENA Y CAMPESINO… Leer Más